Otra manera de ver Egipto
Noticias Sobre Egipto
 
 
« Atrás 1 2 3 4 5 ... 165 Adelante » Todos Líneas por página:

   -Descubren una tumba egipcia de hace 4.000 años, que pertenecía a una mujer que no era de la realeza

      03 de Febrero de 2018

Una misión arqueológica egipcia ha anunciado este sábado el descubrimiento junto a las Pirámides de Guiza (suroeste de El Cairo) de una tumba del Alto Imperio faraónico (unos 4.000 años de antigüedad) que tiene el interés de pertenecer a una mujer llamada Hetpet, que no formaba parte de la familia real.

A pesar de que este no es el primer hallazgo de este tipo que se lleva a cabo en Egipto, el equipo arqueológico ha subrayado la importancia del mismo, dado que en el tiempo de los faraones las mujeres eran enterradas en la misma tumba que su esposo, salvo las pertenecientes a la familia real, que gozaban del privilegio de recibir sepultura de manera individualizada.

La tumba, que podría estar datada en la época de la V Dinastía del Imperio Antiguo o Alto Imperio (2650-2100 a.C), está decorada con pinturas que muestran aspectos de la vida del Egipto faraónico de hace unos 4.000 años y se encuentra en el llamado Cementerio Occidental, que contiene cientos de sepulcros de los altos funcionarios del antiguo Egipto, en la zona de las Pirámides.

Hasan Ramadan, supervisor de las excavaciones del equipo egipcio ha afirmado que «la idea de que hay un sepulcro de una mujer que no está enterrada en la tumba de su marido no es frecuente en el Egipto faraónico. Solo las princesas de la familia gobernante tenían sus propias tumbas».

Más que una campesina

Hasta el momento los investigadores no han logrado determinar quién fue realmente Heptet y entre las hipótesis planteadas se ha indicado que pudo haber sido una sacerdotisa importante o, tal vez, alguna mujer vinculada al trabajo agrario, pero más que una mera campesina (dada la relevancia de la tumba y del lugar donde fue hallada) y que de algún modo servía a la corte.

En la tumba, construida de ladrillo y mortero, que estaba enterrada en la arena hasta el pasado mes de octubre, cuando empezó la misión egipcia sus excavaciones, se han descubierto pinturas de vivos colores con escenas de caza y baile, así como dibujos en los que aparece la mujer sentada frente a una mesa para recibir ofrendas de quienes podrían ser sus hijos.

Entre las pinturas encontradas en el sepulcro figuran dos monos (considerados animales domésticos en aquella época) en dos posiciones diferentes. La primera escena muestra a un mono cogiendo frutas mientras que en la segunda se ve a otro bailando mientras unos músicos hacen sonar sus instrumentos.

Hay pinturas similares que fueron encontradas en otras tumbas, como en las paredes de la cámara funeraria de «Jnoum Hetep II», de la XII dinastía en Beni Hasan, en la provincia de Minia (sur) y la del «Imperio Ka» en Saqara, al sur de El Cairo, aunque dichos dibujos mostraban, por ejemplo, a un mono bailando frente a un arpista, no delante de un grupo de músicos, como la de Hetpet.

«Esa es una de las cosas que caracterizan a esa tumba descubierta», ha explicado hoy el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades y el jefe de la misión egipcia, Mustafa Waziri, a los medios delante de la tumba.

El fértil Cementerio Occidental

En 2008 los arqueólogos egipcios empezaron a trabajar en la zona del Cementerio Occidental, en el que se han ido encontrando desde 1842 numerosas tumbas de importantes funcionarios del Imperio Antiguo.

La revolución de enero-febrero de 2011 que supuso la caída del entonces presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el turbulento periodo subsiguiente detuvieron las excavaciones hasta el pasado octubre, cuando una misión encabezada por Waziri reanudó las tareas en esa área: «Lo que se ha encontrado es menos del 40% de lo que está todavía oculto bajo la tierra de Egipto. 2018 será el año de los descubrimientos y aperturas», ha augurado Waziri.

Egipto trabaja para descubrir nuevas tumbas y abrir a otras cerradas para atraer a los turistas después del declive del turismo tras las revueltas de 2011 y el golpe de Estado del 3 de julio de 2013 que derrocó al entonces presidente, el islamista Mohamed Morsi. Tradicionalmente, el turismo ha sido uno de los pilares de la economía de Egipto, pues representaba en torno al 11,3 % del PIB.

   +Información: www.abc.es


   -Encuentran el ataúd milenario del rey Ptolomeo IV

      02 de Febrero de 2018

Un grupo de arqueólogos ha descubierto cuatro ataúdes, de los cuales uno tiene tallada una inscripción con el nombre del rey Ptolomeo IV, que gobernó en Egipto de 221 a 203 a. C. El hallazgo se ha producido en la zona de Abu Sir, al sur de las Pirámides de Guiza, en el suroeste de El Cairo.

En un comunicado del Ministerio egipcio de Antigüedades, explicó que fueron hallados tres pozos de entierro tallados en las rocas, dentro de los cuales se encontraron ataúdes de madera, vasijas y envolturas para preservar las entrañas, lo más probable, de animales.

Por su parte, el director del sector de Antigüedades, Ayman Ashmaui, indicó en el texto que el primer pozo lleva a una pequeña cámara funeraria, donde hallaron dos ataúdes rectangulares pequeños, en malas condiciones, y dentro descubrieron dos momias pequeñas «probablemente de dos aves». Asimismo, los arqueólogos egipcios encontraron rollos de forma esférica donde se hallan las entrañas de las momias y 22 vasijas simbólicas de fayenza, material cerámico de acabado exterior vítreo.

Según estudios preliminares, en el primer ataúd está tallado el nombre del rey Ptolomeo IV en un cartucho, mientras que el segundo cuenta con escritos jeroglíficos con tinta negra, aunque no son legibles, indicó el texto.

Dentro del segundo y tercer pozo hay partes de otros dos sarcófagos donde hallaron dos momias de aves, encima de las cuales hay una lámina de resina negra en buenas condiciones de conservación.

El responsable concluyó que todos los descubrimientos arqueológicos fueron depositados en el almacén del museo de la zona para su restauración y mantenimiento.

   +Información: www.abc.es


   -La fama de gran general del faraón Ramsés II era falsa

      02 de Febrero de 2018

Ramsés II ha pasado a la historia como un feroz combatiente, que libró una gran batalla contra sus «vecinos» en Libia, Nubia y el Cercano Oriente. Sin embargo, los últimos hallazgos arqueológicos dicen lo contrario. Una excavación egipcia a 300 kilómetros al este de la frontera con Libia ha ayudado a destruir la temible reputación de Ramsés el Grande.

El arqueólogo de la Universidad de Manchester Nicky Nielsen dice que los egipcios que vivieron en una fortaleza de la Edad de Bronce tardía en Zawiyet Umm el-Rakham estaban en paz con sus vecinos libios. Los hallazgos de Nielsen, publicados en la revista «Antiquity», contradicen esa opinión generalizada de que Ramsés II batallaba con sus «vecinos».

De hecho, los egipcios estaban en aquellas tierras como residentes. La evidencia de ello son las navajas, piedras de mano, molinos y huesos de vaca de 3.300 años de antigüedad que se han encontrado allí. Esto nos muestra a unos egipcios que estaban allí como agricultores y pastores, y que se adentraban a una distancia de hasta 8 kilómetros de la protección del fuerte, ubicado en lo profundo del entonces territorio libio.

En palabras de Nielsen, el hallazgo se suma al conjunto de pruebas de que Ramsés tenía un pedigrí limitado como soldado. En este sentido, el investigador subrayó que los monumentos famosos de Ramsés que anuncian su destreza como guerrero no eran más que propaganda antigua.«Esta evidencia demuestra el grado en que los ocupantes egipcios de Zawiyet Umm el-Rakham confiaron en los libios locales no solo para el comercio, sino también para su conocimiento del entorno local y los métodos de cultivo efectivos», afirmó. Luego, se mostró tajante respecto a la cuestión de su valentía. «Este es otro fuerte indicio de que la creencia generalizada de que Ramsés fue uno de los más grandes generales de la historia es completamente errónea».

En este sentido, el investigador se apoya en estas últimas evidencias arqueológicas para subrayar su posición. «¿Cómo diablos pudo Ramsés haber estado ferozmente en guerra con los nómadas libios, cuando sus soldados vivían en paz con ellos en lo profundo de su territorio? Simplemente no cuadra».

De hecho, apunta Nielsen, ni en las guerras que ganó se mostró como un gran estratega. «La batalla más importante en que Ramsés combatió fue Qadesh. Y aunque fue una de los más famosas en el mundo antiguo, fue ejecutada desastrosamente por el faraón».

¿Por qué fue mal estratega? En aquella batalla los hititas –los enemigos de los egipcios– engañaron al joven rey para que luchara contra ellos, lo que lo llevó a poner impetuosamente en peligro una división de su ejército. Solo cuando las otras tres divisiones de su ejército finalmente lo rescataron pudo escapar, «pero sin territorio ganado», recuerda Nielsen. De hecho, perdió el control de gran parte de la Siria actual después de la batalla.

«Cuando te das cuenta de que Ramsés reescribió monumentos dedicados a otros, de modo que parecía que estaban celebrando sus logros, te das cuenta de lo que era un vendedor ambulante de noticias falsas. Su nombre a menudo se talló tan profundamente, que era imposible eliminarlo, preservando así su legado. Y como engendró a 162 niños y gobernó Egipto durante 69 años, su propaganda tuvo muchas oportunidades para echar raíces», concluye el experto.

   +Información: www.abc.es


   -Reubican coloso de Ramsés II en entrada de nuevo museo

      25 de Enero de 2018

Con gran pompa, Egipto instaló el jueves el coloso de uno de sus faraones más famosos en el salón de entrada de un museo de antigüedades, todavía en construcción, cerca de las pirámides de Giza en las afueras de la capital, El Cairo.
Es la cuarta vez que se desplaza la estatua, que data de hace 3.300 años. Fue descubierta en 1820 cerca de la antigua Menfis por el explorador y egiptólogo italiano Giovanni Battista Caviglia, quien también participó en la excavación de la Gran Esfinge de Giza.

Ramsés II, o Ramsés el Grande, reinó durante unos 60 años, de 1279 a 1213 a.C. Se le atribuye haber extendido su imperio hasta la actual Siria en el este y el actual Sudán en el oeste.

El emplazamiento del coloso, que pesa más de 80 toneladas y se alza a 12 metros, se realizó en una ceremonia a la que asistieron funcionarios egipcios y diplomáticos extranjeros.

La gran estatua, que durante 50 años adornó la Plaza Ramsés en el centro de la capital, fue trasladada en una jaula de hierro que pendía como un péndulo de un puente de acero a 400 metros de su emplazamiento anterior.
“Festejamos el arribo del primer artefacto a su emplazamiento final en el atrio del Gran Museo Egipcio”, dijo el ministro de Antigüedades, Khaled al-Anani.

El traslado costó 13,6 millones de libras egipcias, el equivalente de unos 770.000 dólares, dijo al-Anani. El trabajo fue realizado por ingenieros militares y una empresa privada.

Al-Anani dijo que se colocarán en el salón de entrada unos 87 artefactos, entre ellos 43 estatuas colosales. Anticipó que la primera etapa del museo, que incluye el atrio, será inaugurada en los próximos meses. La gran inauguración está prevista para 2022.

El museo, de 490.000 metros cuadrados, alojará los artefactos más preciados, como los de la tumba de Tutankamón.

Egipto espera que el nuevo museo, sumado a una serie de descubrimientos recientes, permita estimular el turismo, un sector vital para el país que ha padecido desde la revuelta de 2011 que derrocó al autócrata Hosni Mubarak.

   +Información: www.elcomercio.pe


   -El enigma resuelto de los dos hermanos faraónicos de Manchester

      22 de Enero de 2018

Mantuvieron su secreto a buen recaudo durante cuatro milenios. Hasta que su hallazgo en 1907 en Deir Rifeh, a unos 400 kilómetros al sur de El Cairo, desenterró las preguntas. Las bautizadas como "momias de los dos hermanos", Khnum-nakht y Nakht-ankh, aparecieron juntas pero las diferencias detectadas en sus esqueletos levantaron las primeras sospechas sobre su parentesco. Más de un siglo después, un innovador análisis de ADN acaba de desvelar que sólo compartían madre."Ha sido una travesía larga y agotadora pero por fin tenemos los resultados. Hemos sido capaces de añadir una pequeña pero importante pieza a la historia de un gran puzzle. Estoy segura de que los hermanos estarían orgullosos de nuestro trabajo", comenta Konstantina Drosou, doctora de la facultad de ciencias de la Tierra y medioambientales de la Universidad de Manchester. Las momias son una de las joyas de la colección de egiptología que exhibe el museo de Manchester.

Descubiertas en una expedición liderada por los egiptólogos Flinders Petrie y Ernest Mackay, llegaron a la ciudad británica en 1908. Las inscripciones localizadas en sus sarcófagos -que aún conservan los vivos colores con los que fueron decorados- sugerían que los difuntos eran hijos de un gobernador local huérfano de identidad y nombre. Las señas de la madre, en cambio, sí aparecían en el texto, identificada como Khnum-aa. El primer estudio en suelo inglés, dirigido por la egiptóloga Margaret Murray, arrojó las primeras luces. La morfología de los huesos de ambos sujetos, que vivieron en el antiguo Egipto alrededor del 1800 a.C., apenas guardaba similitudes. Intrigados por el hallazgo, los investigadores deslizaron la hipótesis de que uno de los hijos fuera adoptado. O fruto tal vez de un affaire faraónico. En busca de respuesta, en 2015 ambas momias se sometieron a examen. Les fueron entonces extraídas unas muestras de ADN de los dientes, que han servido para desenmarañar el ovillo. Por primera vez un equipo científico ha usado el análisis de ADN mitocondrial (el que procede de la madre) junto al cromosómico Y (paterno) en momias egipcias. El nuevo método ha revelado que tanto Khnum-Nakht -que murió primero, a los 40 años de edad- como Nakht-Ankh -fallecido unos meses después a los 60 años- comparten el haplotipo mitocondrial M1a1 indicando una relación materna.

En cambio, las secuencias del cromosoma Y, que se transmite de padre a hijo, presentan variaciones descartando que procedan del mismo padre. Los finados de Deir Rifeh fueron, en realidad, hermanastros. A juicio de Campbell Price -conservador del museo de Manchester y uno de los autores del estudio, publicado en Journal of Archaeological Science-, la investigación "demuestra que los jeroglíficos encontrados en los sarcófagos son exactos" al señalar que ambos proceden de una misma mujer. La importancia de su figura -carente de datos acerca de su estatus y su genética- en un rompecabezas con 4.000 años de antigüedad es la siguiente incógnita. "El poder podría transferirse desde la línea femenina en lugar de ser simplemente heredado desde el padre", apunta Price.

   +Información: www.elmundo.es

« Atrás 1 2 3 4 5 ... 165 Adelante » Todos
Excursiones por Egipto
Aun te lo ponemos más fácil.
Te hemos preparado ya las
excursiones para que no
dependas de nadie.
 
© todoegipto.org 2006. Jaume Martínez. Barcelona. Leer antes de usar