Otra manera de ver Egipto
 
 
Galeria Imágenes
Enlaces
Contacto
« Atrás 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ... 165 Adelante » Todos Líneas por página:

Los curiosos métodos anticonceptivos del Antiguo Egipto

   31 de Mayo de 2018

Sin importar la civilización o la época, un embarazo siempre ha sido la máxima expresión del amor entre un hombre y una mujer. Además al tener descendencia, las parejas aseguraban la continuidad de las costumbres a través de la siguiente generación; lo que ha permitido forjar una cultura.

De la misma manera que lo hicieron sus padres, los hijos se encargarían de cuidarlos y guiarlos una vez que alcanzaban la ancianidad. No obstante como no todas las parejas podían tener bebés, adoptaban a otros niños huérfanos para proteger la estructura familiar y su camino a la vejez.

Los primeros tratamientos de fertilidad

A diferencia de otras civilizaciones en el Antiguo Egipto se veía la infertilidad como una enfermedad y no una pestilente maldición. Y gracias a esa mentalidad, se permitieron investigar y así crear los primeros estudios médicos. Aunque la condición estéril únicamente se le atribuía a la mujer, en ningún momento se le infravaloró; sino que se le atendió con el merecido respeto.

De esta manera se comenzaría a practicar los primeros tratamientos apoyados en una medicina intuitiva, conjuros y rituales para combatir a los males en la reproducción.

Gracias a la observación, surgían los inicios de la ginecología en el Antiguo Egipto; y con ello sembraron los cimientos de las pruebas de embarazo como también de la anticoncepción.

El descubrimiento estaba en la orina, a través de la cual habían notado la presencia de una hormona que delataba si una mujer estaba encinta o no.

También podían saber el sexo del bebé a través de este método. La guardaban en un recipiente al que le echaban dos tipos de semillas: cebada y trigo; Dependiendo de si brotaba una u otra, sería niño o niña.

Estos conocimientos fueron recogidos en diferentes documentos que se conocen como papiros; los cuales fueron escritos por los sabios, tras la repetición de patrones médicos. A partir de ese momento surgen los primeros estudios sobre la sexualidad y la reproducción. Los egiptólogos hallaron y descifrar algunos como: «Papiro Kahoun» (1.900 a.C) y el Papiro Ebers, (descubierto en 1.800 a.C durante el siglo XIX).

El «test»

Al igual que en la actualidad- también se daban diferentes escenarios en los que un nacimiento podía implicar bien un sinfín de bendiciones para unos; o bien una serie de catastróficos infortunios -entre los que la madre y el niño podían perder la vida durante el embarazo- y sin contar las numerosas complicaciones sociales que se daban por causa de las relaciones extraconyugales

«En Egipto existían varios tipos de pruebas de embarazo como la exploración del cuerpo femenino –observar el cambio de color de la piel, la hinchazón de pechos, etc.-, que verificaban hasta cierto punto el embarazo», escribió Clara Ramos Bullón en su libro«Breve Historia de la vida cotidiana del Antiguo Egipto: costumbres, cultura, tradiciones».

Los «Papiros de Berlín» conforman la primera documentación que recoge las primeras pruebas de embarazo, el tratado de pediatría más antiguo, así como los peculiares métodos anticonceptivos.
Sin embargo por las razones que fueran, no todas las mujeres estaban dispuestas a recibir la maternidad, y buscarían por todas las formas evitar ese estado. Entre los métodos preventivos más extraños destacó: el uso de tampones bañados en miel, la inserción de heces de cocodrilo en la vagina o también una masa pastosa que resultaba de triturar espinas de acacia ; pues al parecer contenía goma arábiga, la cual actuaba como un potente espermicida.

Clara Ramos Bullón recoge estos hechos curiosos en su obra, donde asimismo relata: «El periodo de lactancia, que podía prolongarse durante un periodo de tres años, reducía la posibilidad de un nuevo embarazo».

Embarazos problemáticos

El camino a la vida entre la concepción y el nacimiento nunca fue ajeno al peligro, tanto para la madre como para el nonato.

Los abortos involuntarios era uno de los mayores miedos de las mujeres encintas; en los que además de perder al bebé ellas quedaban expuestas a la muerte por incontrolables hemorragias. Por esta razón se colgaban amuletos y, se encomendaban a ciertas deidades como: Isis (protectora de la madre y el nonato), y Taweret (diosa de la fertilidad).

La importancia de la descendencia

En la actualidad, muchos mayores son víctimas del abandono y otros son atendidos por cuidadoras. Sin embargo, en el Antiguo Egipto como en otras civilizaciones los ancianos eran un pilar fundamental para la familia y la sociedad.

Para los egipcios uno de los ritos más importantes, y que le daba algún sentido a la inevitable muerte era la «maat» -un ritual funerario-; y que tenían que llevar a cabo sus descendientes.

De esta manera, las siguientes generaciones permitieron no solo que los ancianos heredaran a la humanidad su sabiduría; sino que las costumbres que crearon identidades colectivas continuaran vivas a través de los siglos.

   +Información: www.abc.es


Tutankamón: Egipto resuelve el gran enigma de las cámaras ocultas en la tumba del faraón

   08 de Mayo de 2018

Msterio resuelto. Las tareas para descubrir qué contenían las cámaras ocultas supuestamente encontradas en la tumba del faraón Tutankamón finalizaron... y dejaron a muchos perplejos.

¿La conclusión? Las cámaras nunca estuvieron ahí.

Las autoridades habían dicho que estaban "90% seguras" de que existían espacios desconocidos en la tumba del faraón, visitada por cientos de miles de personas desde su hallazgo en 1922 por el británico Howard Carter.

Una de las teorías incluso apuntaba a que podría estar escondida la tumba de la reina Nefertiti, que algunos expertos consideran la madre del joven faraón. No obstante, una nueva investigación concluyó que esas cavidades ocultas sencillamente no existen.

¿Nefertiti?

La posibilidad de que la tumba de Tutankamón tuviera más secretos de los ya descubiertos comenzó con el arqueólogo británico Nicholas Reeves.
Al examinar un escaneado y fotografiado digital en alta resolución de la cámara sepulcral de la tumba, Reeves descubrió unas fisuras y grietas artificiales en los muros que a su juicio sugerían la existencia de dos puertas disimuladas que darían a cavidades ocultas.

En un informe de 2015 titulado "¿El entierro de Nefertiti?", el reconocido arqueólogo argumentó que el enclave se diseñó para la reina Nefertiti y que luego se adaptó para Tutankamón, por lo que los restos de ella estarían en la pared al otro lado de donde se encuentra el sarcófago del joven faraón.

Los restos de Nefertiti nunca han sido descubiertos, y han sido objeto de gran especulación. Una escultura de 3.000 años de antigüedad de la bella reina, que hoy se pude ver expuesta en Berlín, la convirtió en la mujer más representativa del Antiguo Egipto.

Los expertos creen que Nefertiti reinó Egipto en el periodo entre la muerte de su marido y la ascensión de Tutankamón, quien fue faraón entre 1332 y 1323 a.C. aproximadamente.

aras ocultas en la tumba del faraón


Comentar
(0)
Me gusta
Compartir 8 de mayo de 2018 • 10:36
Misterio resuelto. Las tareas para descubrir qué contenían las cámaras ocultas supuestamente encontradas en la tumba del faraón Tutankamón finalizaron... y dejaron a muchos perplejos.

¿La conclusión? Las cámaras nunca estuvieron ahí.

Las autoridades habían dicho que estaban "90% seguras" de que existían espacios desconocidos en la tumba del faraón, visitada por cientos de miles de personas desde su hallazgo en 1922 por el británico Howard Carter.


Una de las teorías incluso apuntaba a que podría estar escondida la tumba de la reina Nefertiti, que algunos expertos consideran la madre del joven faraón. No obstante, una nueva investigación concluyó que esas cavidades ocultas sencillamente no existen.

¿Nefertiti?

La posibilidad de que la tumba de Tutankamón tuviera más secretos de los ya descubiertos comenzó con el arqueólogo británico Nicholas Reeves.



Al examinar un escaneado y fotografiado digital en alta resolución de la cámara sepulcral de la tumba, Reeves descubrió unas fisuras y grietas artificiales en los muros que a su juicio sugerían la existencia de dos puertas disimuladas que darían a cavidades ocultas.

En un informe de 2015 titulado "¿El entierro de Nefertiti?", el reconocido arqueólogo argumentó que el enclave se diseñó para la reina Nefertiti y que luego se adaptó para Tutankamón, por lo que los restos de ella estarían en la pared al otro lado de donde se encuentra el sarcófago del joven faraón.

Los restos de Nefertiti nunca han sido descubiertos, y han sido objeto de gran especulación. Una escultura de 3.000 años de antigüedad de la bella reina, que hoy se pude ver expuesta en Berlín, la convirtió en la mujer más representativa del Antiguo Egipto.

Los expertos creen que Nefertiti reinó Egipto en el periodo entre la muerte de su marido y la ascensión de Tutankamón, quien fue faraón entre 1332 y 1323 a.C. aproximadamente.


Tras la publicación del documento de Reeves, se produjeron una serie de escaneos que apoyaron su teoría, lo que llevó a las autoridades egipcias a declarar que estaban al 90 % seguras de que existían cámaras secretas.

De ser cierto, hubiera sido el descubrimiento más importante de Egipto en décadas.
Los resultados de la investigación encargada para esclarecer el caso se conocieron este domingo.

Un equipo de especialistas de la Universidad Politécnica de Turín, dirigidos por el doctor Francesco Porcelli, usó un radar de gran precisión que consigue explorar en la roca y concluyó que detrás de la pared de la tumba no hay nada, detalló el Ministerio de Antigüedades egipcio en un comunicado.

"Quizá es un poco decepcionante que no haya nada detrás de las paredes de la tumba de Tutankamón, pero creo que, por otro lado, evidencia una buena investigación científica", destacó Franceso Porcelli.
Tampoco hay evidencias de la existencia de jambas o de dinteles de puertas, o de "reflectores planos", que podrían indicar la existencia de paredes de una cámara funeraria o áreas vacías ocultas detrás de los frescos que adornan los muros de la tumba.

Porcelli explicó que había analizado tres diferentes tomas de datos y había comparado los resultados para eliminar las distorsiones que afectaron a escaneos previos.

El ministro de Antigüedades de Egipto, Khaled al-Anani, aceptó los resultados y dio por zanjado el misterio. Se truncó el sueño de encontrar a Nefertiti.

   +Información: www.lanacion.com.ar


Momia de Tutankamón transportada de Egipto para exhibición en California

   08 de Marzo de 2018

Esta firma ha transportado todo tipo de valores y la momia del “Rey Tut”, como se le llama coloquialmente a Tutankamón, es uno de los más relevantes, de forma que goza de la confianza de las más grandes empresas del mundo y países que le encargan el transporte de sus joyas históricas y antropológicas. Desde sus inicios Fedex ha gozado de respeto y prestigio en todo el mundo, cuidando esa confianza al asociarse a nivel mundial con empresas Triple A.

La historia y antropología registran que Tutankamón o Neb-jeperu-Ra Tut-anj-Amón, fue un faraón de la dinastía XVIII de Egipto, que reinó de 1336/5 a 1327/ y su nombre original, Tut-anj-Atón, significa “imagen viva de Atón”, mientras que Tut-anj-Amón significa “imagen viva de Amón”.

Es posible que Tutankamón haya sido el rey Nibhurrereya de las cartas de Amarna y probablemente el monarca denominado Ratotis, Ratos o Atoris, que reinó durante diez años, según los posteriores epítomes de la obra de Manetón. La momia del “Rey Tut” se expondrá en el Centro de Ciencias en California por tres meses y luego será retornada a Egipto siempre con Fedex.

La momia del faraón Tutankamón o “Rey Tut” será expuesta en el Centro de Ciencias, en California, durante tres meses.

   +Información: www.latribuna.hn


Hallan necrópolis de 2.500 años de antigüedad en Egipto

   01 de Marzo de 2018

El pasado 24 de febrero el Ministerio de Antigüedades de Egipto anunció el hallazgo de un cementerio antiguo que corresponde a la última época faraónica. El descubrimiento tiene una máscara de oro, tiene 40 sarcófagos de piedras y unas mil estatuas.

La necrópolis está ubicada en la zona de Tuna al Gabal, en la provincia de Minia (250 kilómetros al sur de El Cairo) según un comunicado, el cementerio incluye un "gran número" de huecos en los que se enterraban a los muertos sin ser señalizados para despistar a los saqueadores y se encuentra exactamente en el sitio de Al Garifa.

En 2017 la misión arqueológica empezó a excavar en el cementerio, con el fin de descubrir la sección dedicada a la antigua provincia 15 del Alto Egipto, cuya capital era la localidad de Al Ashmunein. (Lea aquí:El árbol genealógico que conecta 13 millones de personas)

Esa provincia estaba dedicada a un dios conocido como Tot y parte de las tumbas y de los utensilios que fueron hallados pertenecían a sacerdotes de esta divinidad faraónica, que tenía cabeza de pájaro conocida como Hermes.

El grupo de expertos ha identificado una de las tumbas como la de un alto sacerdote llamado Hersa-Essei. En su interior encontraron 13 sepulcros, donde fueron encontradas miles de estatuillas de Ushabti (pequeñas estatuas que en el Antiguo Egipto se depositaban en la tumba del difunto) un total de 1.000 figuras están en buen estado, mientras que el resto están rotas y van a ser reconstruidas, detalló en una nota el ministerio.

Además, fueron encontrados cuatro vasos con la cara de los hijos del dios Horus, que están bien conservados y todavía contienen los órganos momificados del difunto. (Lea también:Aeropuerto de Miami estrena cámaras de reconocimiento facial)

En las vasijas está inscrito el nombre de otro clérigo de alto rango, Djehuty-Irdy-Es, cuya momia también ha sido recuperada usando un collar de bronce, abalorios azules y rojos, de marfil y de cristal, y cuatro amuletos de piedras semipreciosas.

En el cementerio también fueron encontrados 40 sarcófagos de barro de diferentes tamaños y formas, con los nombres y cargos de sus propietarios. Además, una tumba familiar con grandes sarcófagos y figuras Ushabti con el nombre de los sacerdotes que se encuentran sepultados en este lugar.


El hallazgo en dos momias que revoluciona el conocimiento del Antiguo Egipto

   01 de Marzo de 2018

Dos momias de 5.000 años rompieron los esquemas de los científicos.

Tras descubrirlas hace 100 años en el Alto Egipto, pensaron que las manchas que tenían en el brazo carecían de importancia.

Ahora han podido ver que en realidad fueron tatuajes. Pero no de unos cualquiera.

Son dibujos figurativos que solo se creían posibles en momias mucho más recientes.
El equipo investigador ha logrado descubrir los diseños gracias a escáneres infrarrojos y su trabajo se ha publicado en la revista especializada en arqueología Journal of Archaeological Science.

Daniel Antoine, uno de los autores principales del trabajo de investigación y el curador de Antropología Física del Museo Británico, asegura que el descubrimiento ha "transformado" la idea que tenían los científicos sobre cómo vivía la gente de aquella época.

"Estamos aprendiendo aspectos que no conocíamos sobre las vidas de estas personas (cuyas momias) se han conservado bastante bien. Parece increíble pero demuestra que los tatuajes en África aparecieron mil años antes de lo que pensábamos", le dijo a la BBC.

--- También en varones ---

Las imágenes obtenidas por escáner de una de las momias, concretamente de la del varón, revelaron que los tatuajes representan a dos animales superpuestos.

Uno de ellos parece ser un toro salvaje con una rabo largo y astas bastante elaboradas y el otro parece un carnero con los cuernos y espalda arqueada.

Hasta ahora los arqueólogos pensaban que solo las mujeres lucían tatuajes en aquella época, pero este hallazgo demuestra que ambos sexos se decoraban el cuerpo de esta manera.

La momia femenina tiene cuatro pequeños motivos en forma de S en su hombro derecho.
También tiene un dibujo que se cree que representa bastones como los que se utilizarían durante los bailes rituales.

Son diseños subcutáneos hechos probablemente de hollín.

--- Simbolismo ---

Los arqueólogos creen que los tatuajes indicarían un determinado estatus dentro de la comunidad, valentía y o incluso que estos dos individuos poseían cierto conocimiento mágico cuando estaban vivos.

El hallazgo de estas dos momias tuvo lugar en Gebelein, al sur del Alto Egipto, a unos 40 kilómetros de lo que hoy se conoce como Lúxor, una población situada en la ribera oriental del río Nilo.

Las cuevas en las que estaban no eran muy profundas ni tenían unas condiciones especiales para su conservación, pero gracias al calor, la salinidad y la aridez del desierto han llegado en muy buenas condiciones hasta nuestros días.

mancha oscura en la parte superior de su brazo. (Foto: Museo Británico de Londres)
BBC Mundo
01.03.2018 / 12:27 pm
Dos momias de 5.000 años rompieron los esquemas de los científicos.

Tras descubrirlas hace 100 años en el Alto Egipto, pensaron que las manchas que tenían en el brazo carecían de importancia.

Ahora han podido ver que en realidad fueron tatuajes. Pero no de unos cualquiera.

Son dibujos figurativos que solo se creían posibles en momias mucho más recientes.

El equipo investigador ha logrado descubrir los diseños gracias a escáneres infrarrojos y su trabajo se ha publicado en la revista especializada en arqueología Journal of Archaeological Science.

Momias
Abajo puede verse el toro salvaje con los cuernos y arriba, un poco solapado, el dibujo del carnero.
Daniel Antoine, uno de los autores principales del trabajo de investigación y el curador de Antropología Física del Museo Británico, asegura que el descubrimiento ha "transformado" la idea que tenían los científicos sobre cómo vivía la gente de aquella época.

"Estamos aprendiendo aspectos que no conocíamos sobre las vidas de estas personas (cuyas momias) se han conservado bastante bien. Parece increíble pero demuestra que los tatuajes en África aparecieron mil años antes de lo que pensábamos", le dijo a la BBC.

--- También en varones ---

Las imágenes obtenidas por escáner de una de las momias, concretamente de la del varón, revelaron que los tatuajes representan a dos animales superpuestos.

Uno de ellos parece ser un toro salvaje con una rabo largo y astas bastante elaboradas y el otro parece un carnero con los cuernos y espalda arqueada.

Hasta ahora los arqueólogos pensaban que solo las mujeres lucían tatuajes en aquella época, pero este hallazgo demuestra que ambos sexos se decoraban el cuerpo de esta manera.

La momia femenina tiene cuatro pequeños motivos en forma de S en su hombro derecho.

Momias
Los tatuajes figurativos pueden significar cierto estatus o conocimiento superior dentro de la tribu. (Foto: Museo Británico de Londres)
También tiene un dibujo que se cree que representa bastones como los que se utilizarían durante los bailes rituales.

Son diseños subcutáneos hechos probablemente de hollín.

--- Simbolismo ---

Los arqueólogos creen que los tatuajes indicarían un determinado estatus dentro de la comunidad, valentía y o incluso que estos dos individuos poseían cierto conocimiento mágico cuando estaban vivos.

El hallazgo de estas dos momias tuvo lugar en Gebelein, al sur del Alto Egipto, a unos 40 kilómetros de lo que hoy se conoce como Lúxor, una población situada en la ribera oriental del río Nilo.

Las cuevas en las que estaban no eran muy profundas ni tenían unas condiciones especiales para su conservación, pero gracias al calor, la salinidad y la aridez del desierto han llegado en muy buenas condiciones hasta nuestros días.

Momias
Aquí pueden observarse los motivos con forma de S que recorren el hombro de la momia. (Foto: Museo Británico de Londres).
Los resultados de radiocarbono indican que vivieron entre 3351 y 3017 a. de C., poco antes de que la región fuera unificada por el primer faraón alrededor del 3100 a. de C.

El ejemplo más antiguo de tatuaje se encuentra en una momia alpina conocida como Ötzi, que se cree que vivió entre 3370 y 3100 antes de Cristo pero sus tatuajes son líneas verticales u horizontales, en lugar de figurativas, que es realmente lo sorprendente de este hallazgo.

   +Información: www.elcomercio.pe

« Atrás 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ... 165 Adelante » Todos
CATEGORIAS
Buscador >
Viajes Egipto >
Exposiciones >
Videos Egipto >
Exposiciones >
Videos Egipto >
Libros >
Tiempo >
Cronológica >
>
Excursiones
 
 
© todoegipto.org 2006. Jaume Martínez. Barcelona. Leer antes de usar