Otra manera de ver Egipto
LuxorMetro en El CairoAswanMetro en El Cairo
 
 
 
El ejercito en el Imperio Nuevo
 

Durante el Imperio Nuevo, el ejército será el nuevo instrumento del poder real.

Una nueva estructura militar configurada mediante la creación de grandes departamentos del gobierno, bajo las órdenes directas del visir (Por encima solo está el faraón), junto con la profesionalización de sus mandos, dará lugar un ejército permanente, en continuo estado de preparación y entrenamiento.

Puesto que no existía un título como “ministro de defensa”, el visir debería contar con el apoyo de un asistente y de un Consejo del ejército, formado por los oficiales de mayor rango.
El ejército estaba formado por: La guardia real, la infantería, unidades de carros, la policía metropolitana y marina.

Egipto estaba dividido en dos regiones militares, Tebas (sur) y Menfis (norte), estas divisiones se llamaban Amón y Path.
En tiempos de Sety I, XIX Dinastía, se añadió un tercer ejército (Ra), y con su hijo Ramsés II un cuarto (Seth). Estos dos últimos fueron ubicados en el delta oriental Heliópolis y Avaris, debido a la incesante amenaza Hitita.

Antiguamente el escalafón de mandos estaba en manos de rangos civiles al servicio de la burocracia, con la profesionalización del ejército pasó a manos de un estamento profesional.
Cada ejército era autónomo en sí mismo, pues estaba dotado con todos los elementos necesarios: infantería ligera, pesada, unidades de carro e intendencia.

-¿Cómo estaban divididas las compañías?

Hasta Ramsés IV, las compañías estaban formadas por 200 hombres, divididas en 4 secciones de 50, y éstas a su vez en 5 escuadras de 10. Cada unidad de 200 hombres llevaba un nombre que estaba relacionado con el faraón.

La división constituida por 20 compañías tenía 4.000 soldados, a lo que se le sumaba escuadrones de carros en época de Thutmosis III, con 150 bigas con lo que completarían un ejército.
Con Ramsés IV las compañías pasaron a tener 250 soldados, 5.000 hombres en un ejército con 20 oficiales.

Las compañías se diferenciaban por sus insignias, señales acústicas y visuales, permitía que los despliegues en el campo de batalla y su planificación previa, resultara de gran efectividad.

La tropa no profesional se escogía mirando el núcleo familiar y personal y se concedían excepciones a las familias numerosas, era más o menos como el servicio militar. En época de Ramsés II se reclutaba a uno de cada diez, estaban excluidos los que trabajaban en los templos.

Las familias de los militares vivían en colonias militares, donde los cargos en el ejército se heredaban de padres a hijos, los futuros soldados vivían desde su infancia en un ambiente militar y en caso de necesidad contaban con los veteranos alojados en las colonias como unidades de reserva.

Su salario era en especies y eran recompensados si se distinguían por algún mérito o hazaña, se les premiaba de tres formas: la entrega de condecoraciones (el oro de la valentía); con vienes y sirvientes procedentes del botín obtenido en las campañas y; al regreso a Egipto, con pequeñas parcelas segregadas de os dominios reales, entregadas a los beneficiarios y a sus familias si este había fallecido.

Una vez que finalizaban las campañas, los soldados no se licenciaban, sino que pasaban a incorporarse a las guarniciones del imperio. Se creó así una clase social influyente y poderosa, y sus oficiales convertidos en terratenientes formaron una aristocracia militar, d tal manera que fue el origen de dos futuros faraones: Horembeb y Ramsés I.

Cuando la actividad militar disminuía, los soldados colaboraban en el transporte de estatuas u obeliscos, así como expediciones a las canteras.

Para llegar a lo más alto del escalafón militar solo se podía hacer de tres maneras: por recompensas en el campo de guerra (el más común); estar relacionado con las grandes familias aristocráticas, y pertenecer a la clase ilustrada de los escribas, siendo las dos últimas las más rápidas, pudiéndose llegar a general sin haber pisado apenas el campo de combate.

Otras unidades de defensa eran la guardia real o “los valientes del rey”, eran soldados de plena confianza del faraón.
En los límites fronterizos de Egipto se encontraban los “cazadores”, se encargaban de recorrer las zonas desérticas y colaboraban como escoltas en canteras y minas.

La infantería de élite, llamados “los bravos del rey”. Tenían como misión ser l apunta de lanza de la infantería en los ataques.

La distribución de comida. En muchas tumbas privadas se refleja y nos da la información de cómo se repartían los víveres, pan de diferentes tipos, carne de buey, pasteles, verduras, vino, etc. Se les representan con un pequeño saquito a sus espaldas, mientras que a las unidades de con carro, figuran recibiendo sus provisiones y el forraje para los caballos.
Mantener a todo un ejército no era tarea fácil, en las campañas que realizó Thutmosis II en 19 años de su reinado reunió un botín en alimentos de 36.000 Kg de grano, 40.000 cabezas de ganado menor, 4.000 de ganado mayor y 1.000 caballos, todo esto no fue bastante para mantener a la tropa. Una de las obligaciones de los países conquistados por Egipto era suministrar aprovisionamientos al ejército del faraón.

   Marina y flota fluvial.

Su escalafón de mandos era similar al de tierra. Se encargaba del transporte de flotas y en tiempos de paz de la escolta de los barcos comerciales. No fue hasta el reinado de Ramsés II cuando aparecieron los barcos como unidad de combate.

Barcos de 25 metros de eslora con compartimentos en cubierta para caballos y propulsados a remo y vela hacia que llevar a las tropas al campo de batalla fuera mucho más rápido.

   Unidades de carro.

Fue en el reinado de Amenofis III cuando las unidades de carro formaron un cuerpo independiente con una organización y jerarquía propia. El carro fue introducido en Egipto por los Hicksos. El carro o biga egipcia llevaba dos guerreros: el auriga (katen o kaden) y el combatiente (senen), aunque el combatiente podría luchar en solitario, pasando las riendas por su cintura, mientras disparaba su arco.
En el campo de batalla realizaban el primer choque contra el enemigo y hacia de escudo a la infantería.
Los regimientos eran formados por 150 carros y tenían oficiales independientes a la infantería. Existía una unidad menor de 25 carros dirigida por un “oficial de carros de la residencia”.

   Divisiones en el ejército egipcio:

1ª compañía: Lugar: Tebas; Nombre: Amón; Thutmosis III.
2ª compañía: Lugar: Menfis; Nombre: Path; Thutmosis III.
3ª compañía: Lugar: Helíopolis; Nombre: Rá; Sety I.
4ª compañía: Lugar: Avaris; Nombre: Seth; Ramsés II

   Infantería por orden de rango (mayor a menor):

-General de brigada: dirige a varios batallones.
-Ayudante del general para la administración de tropas.
-Comandante de Batallón, dirige a dos o más compañías.
-Portaestandarte, dirige un regimiento (compañía) de 200 hombres.
-Comandante de los 100 o centurión.
-El más grande de los 50, es el grado más bajo de los oficiales.

   Marina, por orden de rango (mayor a menor):

-Jefe o almirante de todos los barcos de rey. Órdenes directas del faraón.
-Comandante o capitán de barco. Nefu (jefe).
-Portaestandarte o comandante del contingente embarcado.
-Jefe de los remeros (controlador del contingente embarcado).
-Subalterno del jefe.

   Carros de caballos, por orden de rango (mayor a menor):

-Jefe de carros o jefe de caballos, máximo responsable.
-Oficial adjunto de carros.
-Comandante de contingente o regimiento de carros. Dirigía dos o más escuadrones.
-Portaestandarte o comandante de carros. Dirigía un escuadrón de unos 50 carros.
-Primer conductor de carros. Dirigía a 10 unidades.

Resumen:

-Batallón: Unidad compuesta por dos o más compañías y con el nombre de una zona geográfica.
-Un ejército: 20 compañías, 4.000 soldados.
-Una compañía: 200 soldados.
-Un soldado o marinero raso se le llamaba uâu.
-Capitán de barco se le llamaba Nefu y a veces Hery o mer (jefe).
-A los grandes barcos se les llamaba “atados o cosido” del verbo egipcio sepi (atar).
-A los barcos de transporte de tropas se les llamaba Bik (halcones del rey) y a los buques insignia “toro”.

 
Thutmosis III, Jorge Rubio Campos.
 
 
Excursiones por Egipto
Aun te lo ponemos más fácil.
Te hemos preparado ya las
excursiones para que no
dependas de nadie.
 
© todoegipto.org 2006. Jaume Martínez. Barcelona. Leer antes de usar