Otra manera de ver Egipto
LuxorMetro en El CairoAswanMetro en El Cairo
 
 
 
El País de Punt
 

-Fue llamado por los egipcios  Ta Netcher, “Tierra del Dios”.
-Esta extraña e insólita región formó parte de la cosmovisión egipcia desde los primeros tiempos de su civilización. Integraba esencialmente el concepto de lo exótico, poseía la fama de ser el país de los perfumes, del que procedían las principales materias aromáticas y preciosas que Egipto utilizaba en sus cultos y rituales. Estos productos tan necesarios en la cultura egipcia llegaban transportados por caravanas de asnos que les vendían su mayor enemigo, el pueblo de Kerma, al norte del Nilo, motivo más que suficiente para evitar intermediarios.
-Los egipcios creían que era la residencia del dios Ra sobre la tierra. El punto desde donde salía cada mañana para iluminar el mundo. También se decía que el dios Mint y la diosa Hathor provenían del mismo lugar.
-Desde los principios de la civilización se tiene constancia de expediciones a Punt.
-Su ubicación no es sabida con exactitud y, a día de hoy se piensa que estaba en algún lugar entre Etiopía, Sudán y Eritrea. Los caminos para llegar a dicho lugar no se conocían exactamente y el viaje suponía un gran esfuerzo logístico y económico. En pocas palabras, su ubicación y como llegar era un “secreto de Estado”.

   Expedición de Hapshepsut a Punt:

-El motivo principal era conseguir los árboles de “Antyu” para elaborar incienso, mirra, oro, maderas preciosas como el ébano, marfil.
-Fueron 5 barcos de 24 metros de eslora, 6 de ancho y 2 de calado, construidos con madera del Líbano. Enormes velas, sujetas a un mástil de más de 9 metros de largo. Un total de 210 hombres formaban la tripulación, entre ellos 8 soldados y un oficial. Entre los regalos para los príncipes, un bloque de granito rosa que representaba al dios Amón y a la reina Hapshepsut juntos.
Una vez llegados al destino fueron recibidos por los reyes de Punt y sus cortesanos. Su aspecto les llamó la atención. La reina, llamada Ity, era desmesuradamente gruesa y el rey, Pa-ra-hu, llevaba un casquete que le cubría la cabeza, portaba barba y en un apierna anillos metálicos.
El color de piel era diferente a la de los egipcios, tonos cobrizos oscuros y algunos negros como los nubios; los hombres llevaban la cabeza ceñida por una cinta que les sujetaba los cabellos para que no les cayeran sobre la frente y mostraban una larga barba creciendo desde la barbilla. Llevaban faldellín, como los egipcios, pero en la parte delantera se dividía en dos tiras verticales. Vivían en cabañas con el techo cónico, hecho de paja, con las paredes de troncos de madera, recubiertos con barro. La construcción estaba apoyada en una plataforma de madera sobre altos troncos que la levantaban varios metros del suelo.
-Se llevaron 31 árboles verdes, extraídos de raíz. Varios nobles se fueron para Egipto.
-La vuelta duró 8 meses.

Extraído de Hapshepsut. Teresa Bedman y Francisco J. Martín Valentín.

 
 
Excursiones por Egipto
Aun te lo ponemos más fácil.
Te hemos preparado ya las
excursiones para que no
dependas de nadie.
 
© todoegipto.org 2006. Jaume Martínez. Barcelona. Leer antes de usar